Translate

martes, 4 de abril de 2017

Dias de marzo y vampiros


La música, presente en un espacio conquistado a las emociones y los desmanes de días continuistas e idénticos; días sucesivos comprimidos en alternancias poco convincentes de convicciones que no conquistan nuevos espacios. Bueno, pero Pink Floyd se deja notar…
Pero que malas convicciones serán si no convencen. Da igual…, Una mujer negra canta un blues tan sensual que se convierte en un orgasmo musical. Sí, claro es la pieza La cara oculta de la Luna.
Las ondas me atraviesan y me hacen sentir que sigo vivo. Tengo 3 amplificadores que pueden dar casi 500W de potencia. La que podría liar…
Absorbiendo estados anímicos que revolotean en las notas me elevo por momentos alejándome un poco de esos días idénticos. O intentando buscar o crear los nuevos espacios de concreción de la conciencia de ser.
Inundación de neuro-transmisores vía exógena mediante las ondas de presión. Conteniendo emociones claro, la que liarían los 500W.
Se asoma a la ventana para contemplar el nuevo Sol en su apogeo de luces extremadamente blancas y brillantes. Es tal vez un vampiro en potencia que intenta evitar a toda costa, que los brillantes haces puedan siquiera rozar su rostro macilento y tal vez algo frio.
Tampoco sabe muy bien que es un vampiro o como es. Pero si conoce su privilegio de conservar la conciencia.
Salir ahora a la calle es algo que merece ser considerado, al mismo tiempo que temido. ¿Será capaz el Sol de romper la soldadura de la cohesión efímera del ser?
Porque deben haber sido siglos los que han sido precisos para crear la ilusión de continuidad. Incluso en los fastidiosos e inicuos días contiguos y más bien grises que se arrastran demasiadas veces en la monotonía consentida de la derrota asumida.
Claro así se elude la lucha. Corriendo con la estúpida bandera blanca hacia la extinción de lo propio y del porvenir. Un cadáver que ya es un vampiro empuja a un lado la desesperación para apropiarse de días y devenires predecibles. Despojándose de la libertad y la verdad.
La ventana Semi cerrada parece alejar el Sol. ¿Me estoy convirtiendo en un vampiro?



© Ángel Navarro Batista 2017 un día de marzo.

sábado, 25 de febrero de 2017

El Hilo Rojo. Otro cuento triste






December 16, 2014

Realidades sin identidad (El hilo Rojo).


Navidad



El Sol va ocultándose lentamente, mientras la noche empieza a lanzar su oscuridad a pasear por las calles, para ir conquistando plazas, y espacios; las sombras empiezan a dibujar las figuras de los objetos y personas, a seguirlos en sus desplazamientos erráticos; los observadores ociosos que miran los devenires de las almas, están absortos en un caleidoscopio neutro. De colores ocre y gris se tintan las paredes de edificios estáticos; y de luces de colores, los establecimientos donde se comercian ilusiones nunca satisfechas.
En un comercio de deseos insatisfechos suena música de Mozart, las ondas se expanden hasta la calle bulliciosa y densa avenida, donde son esparcidas por una suave y fría brisa. Los árboles están vestidos de luz tecnológica y coloridas guirnaldas.
En otro pequeño comercio la música de mecano disputa con los villancicos tradicionales de una zapatería, y el Rock de un comercio de ropa. La atención de las sombras que acompañan paseantes dubitativos y curiosos, es total, siempre dibujando sus contornos en movimiento en el suelo.
Remedos de felicidad social, continuidad de costumbres en un mundo cambiante y absorbente.
Los gatos, deambulan entre las sombras con sus pupilas dilatadas. Algunas hojas que se resisten a caer sobre la calzada, pero sienten su atracción fatal, ven cambiar su color y su tersura con resignación, sin convencimiento.
El hilo rojo se expande con celeridad sobre las almas y costumbres.
Nadie puede verlo, no porque no exista, es porque las miradas están hacia dentro, incluso cuando miran la vida, se miran a sí mismos.
Son realidades sin más identidad que aquella a la que sirven. Una identidad de tener, de pertenecer y de no cuestionarse demasiado.
Son las 6 de la mañana en una ciudad que despierta. Siente la pesada carga de un nuevo sol otra vez.
Se levanta completamente despierto. Buscando en el café caliente un poco de vida, huyendo de una soledad pesada y gris, y de unos sueños que se desvanecen entre pensamientos mundanos.
La mañana está fría y sombría, aún las sombras llenan los vacíos y parecen querer asentarse definitivamente en su cuarto.
Una toalla en el suelo hace las veces de una alfombra inexistente.
Sale a la calle sin rumbo, sus ojos miran una calle estrecha y corta....
La ciudad empieza a desperezarse y abrir sus ojos de neón y preparar sus mensajes subliminales.
Muy lejos de allí, una muchacha esta peinándose ante el espejo, sus ojos brillan y su corazón languidece.
Otra muchacha está trabajando en su despacho. Trabaja mucho para no pensar que está sola.
Un hilo rojo empieza a tejer su trama. Esta por todas partes, se interesa por ellos, se detiene y se acerca para envolverlos en su red.
Ellos no lo saben pero su destino se va a cruzar.
La vida y su hilo rojo ya los ha atrapado.
De vuelta a su habitación con la toalla por alfombra, busca huir de sí mismo, el hilo rojo ya mueve sus manos y le dicta palabras olvidadas.
La muchacha ha terminado de peinarse. Ya en el trabajo recuerda el brillo del sol; ese brillo especial que la nieve aumenta y multiplica.
Todos comparten una búsqueda, la de del amor y la compañía. Tal vez también incluso un poco de felicidad. Sea eso lo que sea.
Pero el hilo rojo no tiene piedad, es impersonal y para sus objetivos son ellos meras comparsas para que se cumplan los planes establecidos.
Una carta perdida llegará a uno de nuestros personajes.
Es una carta de amor de un niño triste, una carta que un día quiso escribir y no lo hizo; y la carta fue recogida por el hilo rojo para ser depositada en otro tiempo y lugar a otra persona.
Buscando huir de la habitación donde las sombras llenan los vacíos, el personaje de la ciudad se conecta a la red, a la red del hilo rojo.
Igualmente lo hacen las muchachas, el hilo rojo hace bien su trabajo.
La muchacha que trabaja mucho, siente el deseo de conectarse a la red. No sabe que está atrapada; piensa en sus viajes por su país y busca en la televisión una ventana a la vida extraña y lejana.
La música inunda las calles donde se crean espacios y se comparten estancias marcadas por la tradición y la continuidad, tan necesaria para retener la esencial pertenencia. Donde se citarán palabras que la brisa esparcirá alegremente.
Nadie está muy seguro que está haciendo; ni el autor de estas líneas, ni las sombras que lo dibujan, ni el frio esparcido por una noche que se encuentra tan cercana a las almas, que debe ser exorcizada con neones, canticos, bebidas, y regalos.
El sol lentamente inicia su paso por otro hemisferio mientras
los últimos restos de luz aún se reflejan en la nieve. Se reflejan también en el espejo de la joven que se peina con lentos y suaves movimientos. En la habitación donde una toalla descansa como una alfombra, cada día parece resistirse más la luz a entablar contacto con las sombras que desean tomar la habitación como su reino.
Sin embargo, las sombras se estremecen un poco al abrirse la puerta, ha entrado con su compañera la soledad, tras un paseo entre la luz y la penumbra, a un paso de la melancolía dulce, el sonido del mar todavía ocupa su atención desviada y errática.
La soledad desplaza al desamor de la toalla por alfombra, pugna con las sombras su lugar; y las sombras se repliegan sobre si mismas convirtiéndose en frio.
Un minúsculo atisbo de claridad estalla en la habitación cuando abre la ventana donde mira unas veces al cielo; otras al patio exterior donde los gatos se aman.
Una tenue luz sin calor empuja todos los sentimientos oscuros, arrinconando las sombras que se han vuelto frio; expulsando al desamor hiriente; exaltando sus pupilas haciéndolas brillar se acerca a su soledad, la atrae hacia sí y se toman de la mano mientras su mirada se encuentra con los ojos de la Luna.
El hilo rojo está en la habitación, se extiende y teje de tonos de esperanza las paredes, está depositando la carta que un día escribió un niño triste, la carta que nunca depositó en el buzón de los sueños, de las esperanzas y del amor.
La cálida melancolía dulce recoge la carta leyéndola a la soledad y haciéndola llorar, la emoción dibuja sus mejillas junto con alguna lagrima; siente de nuevo el mar en la boca y se aprieta contra su soledad, ahora la carta se encuentra en sus sueños.
©Angel 13-12-2014





sábado, 11 de febrero de 2017

Mis mascotas Ratas.

Hola a todos que tenéis a bien entrar en este humilde blog.
Deseo que conozcáis mis nuevas mascotas.
Sí así es, son ratas del genero rattus  norvegicus. Un interesante animal de compañía exótico, extremadamente sociable y cariñoso. De gran inteligencia y habilidades sociales.
Si deseáis conocer mas de las ratas podéis contactar conmigo. Abstenerse compradores de comida para reptiles.





Los ojitos en la oscuridad brillan como estrella lejanas, hay aquí 2 pares de estrellas.






video video

domingo, 27 de noviembre de 2016

Cuando la libertad son solo palabras


Continuemos hablando de libertad.



Cuando la libertad son tan solo palabras.





Imagínate que vives en España en el año 1990, como individuo se te reconoce la libertad de expresión, pero…, ¿Posees la facultad para expresar tu opinión?

El tema de poseer opinión lo trataremos en otra ocasión. Ahora centrémonos en contestar la anterior pregunta. Para poder ejercer tu derecho debes tener la capacidad de acceder a una imprenta, a una radio, a la televisión o cualquier otro medio que sea capaz de satisfacerlo. Llegados a este punto ya empezamos a entrever lo complicado de hacer llegar tus ideas a la luz pública.  Posees sin duda la libertad de expresarte, sin embargo, es difícil conseguir hacerlo. Tienes la libertad de hacerlo, pero careces de los medios “para” hacerlo. Según algunos filósofos la libertad “de” es negativa, siendo solo positiva la libertad “para”.

A pesar que hoy en día afortunadamente parece que, gracias a las nuevas tecnologías, sí que es posible hacer llegar tu pensamiento a todo el mundo, esto es relativamente cierto, ya que hoy por hoy los grandes medios de comunicación pertenecen a las corporaciones, y son estos los creadores de opinión que gozan de amplia difusión, y lo que es peor de mayor credibilidad.  

Sería como comparar la capacidad de expresión individual con aquella que se ejerce en las dictaduras mediante el uso de máquinas de impresión de octavillas. Y de todas formas si opinamos del elenco de ideas del sistema, seguimos estando inmersos en la ideología de este, y sí, este nos otorga “libertades” pero no libertad, nos otorga conocimientos, pero no el conocimiento del desconocimiento. ¿Cómo acceder a la verdad desde un sistema social que la simula?, ¿Cómo se accede al pensamiento libre hallándonos inmersos en la manipulación?



© Abufalia (Ángel navarro batista) 2016

viernes, 25 de noviembre de 2016

Conocimiento y verdad para la libertad


Buscar la libertad para ser verdadero.





Suele definirse la libertad como la facultad de elección entre las diferentes opciones. Partiendo de este postulado muchas veces me he preguntado si es factible y accesible esa elección en libertad. Creemos que las opiniones que poseemos son genuinamente nuestras, tenemos ideales, ideas, sentimientos y convicciones tan arraigados que consideramos como propios, que defendemos con firme convicción y resolución, sin detenernos a conocer porqué los hemos hecho propios y abrazado fervientemente.

Todo empezó cuando quise ampliar mis conocimientos de la revolución francesa; paradójicamente esta me llevo a revisar un periodo clave de mi historia, la transición española a la democracia. Este viaje me condujo a una epifanía personal fascinante, debo constatar que no fue fácil asimilar el golpe, tal vez tardé más de un año en asimilar la verdad, pero el viaje ha merecido la pena.

Como tras una caída me sentí trastabillar preguntándome quien soy realmente. Mis ideales socialistas, aunque bastante dañados eran claros y muy definidos. Tras conocer la realidad puedo afirmar que todo se ha roto, se ha roto la realidad incluso ya que el contorno y el entorno ahora son diferentes. Parece ser que la verdad en ocasiones produce desrealización. De esta forma pude darme cuenta que había defendido posiciones vivenciales tan solo porque las había hecho mías sin más, sin mediar en ello más que superficialmente. Existen en la sociedad varias tendencias en forma de ofertas vivenciales, y yo simplemente había escogido una de ellas. Como si de un producto de consumo se tratara, que básicamente es en realidad eso. Para más inri nadie me había obligado a ello, razón de más para creer que era una elección en libertad, sin embargo, tan solo estaba consumiendo prototipos del sistema.





© Abufalia (Ángel navarro batista).






martes, 22 de noviembre de 2016

León Felipe y Quevedo. Pensamientos

Decía León Felipe:


Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Ante esa tiranía del miedo queda la palabra de Quevedo:
No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Tecnología alien ? , ¿Hemos sido visitados por seres de otros mundos?


¿Hemos sido visitados por seres de otros mundos?




Desde muy niño he soñado con viajar a las estrellas distantes, desde la perspectiva de la niñez nada existía para mí, que rivalizara en romanticismo con la idea de surcar el espacio exterior.
Consumidor voraz de libros y programas de radio y televisión de ciencia, de misterio y de ciencia ficción. Posiblemente era una forma de alejarme de una realidad frustrante. Recuerdo con nostalgia algunos episodios de la niñez, cuando una gran caja de embalaje de nevera se convertía en una capsula espacial; o cuando las calles se llenaban de hojas, caídas de los árboles que bordeaban las carreteras, el recuerdo del sonido que producían al correr apartándolas con los pies; la gran fiesta que significaba una nevada por pequeña que fuese. No mediría más de un metro cuando por la noche, buscaba la posición del recién lanzado Sputnik en el límpido cielo nocturno de mi infancia. Posiblemente todo conspiraba para crear un espíritu que no se contentara con convencionalismos, pero eso es otra reflexión.                                                            
 Las civilizaciones extintas como la egipcia me eran accesibles mediante autores centrados en el sensacionalismo, mediante una visión muy personalista y creadora de esas ruinas; autores que apartaban el método analítico para dar rienda suelta a la imaginación, desbocando así miles de mentes deseosas de desertar unas horas de lo cotidiano, de rodearse de colores inexistentes en unas vidas ancladas en la supervivencia. Y en eso seguimos en la actualidad, persiguiendo la huella de dioses, de seres superiores que benévolamente dieron conocimiento al ser humano.      
Lo más aberrante del mundillo del misterio, los nuevos sacerdotes que ofrecen dogmas al consumidor de emociones, es el dogma de la ayuda extraterrestre al ser humano; siempre buscando viejas fórmulas para ser reconvertidas al consumo actual, de Prometeo al incidente de Roswell. Deseo formular un dogma nacido en la actualidad sobre el origen de los chips que manejamos actualmente. Los actuales sacerdotes de lo absurdo sostienen que estos chips, son el resultado de usar ingeniería inversa procedente de supuestas naves extraterrestres, estrelladas en cierto momento histórico en la tierra, negando así la capacidad del ser humano para crear, nada más abyecto en mi opinión. Basta con tener cierto nivel de conocimientos en tecnología para refutarlos, pero como no todo el mundo posee ese nivel, y una vez inmerso en las misas oscuras, se pierde la capacidad de cuestionar, ya que se sienten poseedores de conocimientos ocultos, han despertado al engaño institucional cambiándolo por el engaño sectario. Invito a estudiar la evolución de la electrónica desde el siglo XVIII al siglo XX, el estudio de la luz de Newton, la litografía, la evolución del concepto de ordenador, desde la invención de los ficheros bibliográficos, pasando por las máquinas de Turing hasta llegar al diseño de Von Neumann, tan solo eso aportara luz sobre las sandeces que exponen los nuevos sacerdotes. Ya que siguiendo su camino veremos cómo finalmente, se llega a concretar  la concepción y realización del actual chip. Nada misterioso ya que como tantos otros descubrimientos, concepciones o realizaciones tecnológicas, son el resultado escalonado del trabajo de decenas de investigadores, muchas veces muy espaciados en el tiempo, pero que pueden ser seguidos sus trabajos desde su nacimiento hasta su concreción.
Es este un tema que da para un artículo muy extenso; el estudio arqueológico del pasado no siempre proporciona respuestas satisfactorias. Los Dólmenes me impresionaron mucho cuando conocí su existencia, el extraordinario esfuerzo que representa mover esas masas de piedra con la rudimentaria tecnología antigua da mucho que pensar; como no soy ningún experto en el tema, más que preguntarme cómo  se realizó, me hace consciente del tremendo desafío que representa su construcción, de la implicación de un grupo que se supone muy numeroso,    
 Con lo cual se atisba una organización social muy compleja ya en la misma prehistoria. Otro tema muy interesante que entronca para mí con el Darwinismo. En este punto creo de rigor posicionarme en cierta manera al lado de quienes piensan que no evolucionamos del simio, sino que el ser humano es humano desde su aparición; esto visto desde una perspectiva filosófica, pero como he dicho este es otro tema.

Partiendo de la mera especulación puede afirmarse que es muy poco probable que se pueda dar el contacto con otras civilizaciones  extraterrestres, esto es por las inmensas distancias del cosmos, y si ya es difícil con una no puedo imaginar lo que significa ser contactado por las diversas razas que afirman conocer los supuestos contactados. La posibilidad que exista vida en el cosmos parece ser extremadamente elevada, no así la posibilidad que dos especies se encuentren, sin embargo no es imposible. Que el ser humano haya sido contactado en un pasado remoto (o no tan remoto) tampoco es descartable, sin embargo los seguidores de series de ciencia ficción tales como Star Trek, conocemos la ley de la no intervención, una acertada ley que prohíbe el contacto con especies menos avanzadas, para no interferir en su desarrollo; esto es así por varias razones, una de ellas es propiciar múltiples soluciones a un mismo problema. Esta podría ser la actuación que siguiera una especie de otro planeta, seguimiento sin intervención directa, eso entendiendo que esta raza es pacífica.













miércoles, 24 de agosto de 2016

La base de la Democracia

Leyendo sobre el caso Otegi me quedo con la frase de Nagua Alba, diputada de Podemos en Guipúzcoa, dice textualmente "la base de la Democracia es el voto y las urnas".
Añadir la palabra urna es redundante, como es psicóloga de la educación parece querer dejar claro que los votos estarán "contenidos" en las urnas, esto me resulta un tanto inquietante.
Porque yo no soy un político pero la base de la Democracia es la Constitución.
Y aún mas, la verdadera base es la voluntad de las personas de mantener o no, un sistema Democrático.
Sólo tras un proceso de libertad Constituyente se llega a la Democracia y a su forma, ya que existen 3 tipos de Democracia. Estos son:
-Directa.
-Representativa.
-Semi-directa.
Te toca a ti averiguar que Democracia tienes; lo harás si deseas conocer en que realidad vives.
Que paséis un inmejorable verano.